Fisioterapia para tratar la tendinitis

El tendón es un elemento del sistema músculo-esquelético que conecta los músculos a los huesos. Cuando esta estructura se daña se genera una irritación produciendo en un inicio, en teoría, una inflamación o la llamada tendinitis.

Las tendonopatías suelen producirse por sobrecarga, es decir, por sobreuso o en su mayoría, por repetición de un gesto ya sea deportivo o no. Seguro que te suenan las frases “Rodilla de corredor, pie de futbolista, codo de tenista, hombro de nadador, rodilla de saltador…”

Este tipo de patología causa dolor y pérdida de función normal. Además, suele evolucionar por fases comenzando por una molestia, seguida de dolor después de la actividad y terminando con dolor durante la actividad que puede ser persistente.

La clave para el tratamiento desde la fisioterapia deportiva en Alicante de este tipo de lesiones en el tendón es tener en cuenta que suele comenzar con una pequeña inflamación, siendo esta primera fase la conocida tendinitis, y puede derivar a una degeneración “crónica”, dando lugar a una tendinosis si no se tiene en cuenta.

  • Primero, haremos una evaluación para diagnosticar el estadío de tu tendinopatía: Inflamatoria o degenerativa. Tanto la valoración clínica como la ecografía será esencial para obtenerlo.
  • Nuestro segundo objetivo será disminuír el dolor. Desde grupo Healthy room realizamos multitud de técnicas para conseguirlo, ya sea mediante terapia manual como puede ser técnicas miofasciales o masaje; o bien con terapia invasiva, como por ejemplo neuromodulación o electrolisis percutánea (EPI).
  • A partir de aquí, la meta de nuestro tratamiento será gestionar las cargas de tensión y compresión según el gesto que te esté ocasionando la lesión para adaptarnos a él. Tanto si eres deportista como si no, controlar el uso del tendón será clave para su recuperación y vuelta a actividad normal.
  • Por otro lado, el trabajo de fuerza será muy importante. Nos adaptaremos a tu situación para pautar los ejercicios. En una fase inicial será interesante realizar contracciones mantenidas (isométricas), seguido de un trabajo más dinámico hacia el acortamiento muscular (contracciones concéntricas) hasta conseguir el trabajo hacia el estiramiento o donde el músculo se alarga (contracciones excéntricas).
  • Finalmente, el seguimiento por un fisioterapeuta será indispensable para conseguir una buena progresión en el tratamiento. En él nos centraremos en el tipo de movimiento, la velocidad, las repeticiones y la superficie donde realizar los ejercicios según tu caso personal para lograr un “return to play” o, si no es tu caso, una vuelta a la actividad normal con la mejor calidad posible.

Es importante también tener en cuenta ciertos aspectos para la prevención de estas lesiones como pueden ser tener una hidratación y dieta correctas y, con ayuda de tu fisioterapeuta, una buena gestión de las cargas sobre estas estructuras.

¡No hay que tener miedo al movimiento, el tendón es una estructura dinámica que responde de forma óptima al ejercicio! ¿Tienes este tipo de molestia? ¡Te ayudamos a ponerle solución desde la fisioterapia!

Entradas relacionadas