La fisioterapia en el abordaje de la fasciopatía plantar

Síntomas de la fascitis plantar

La fasciopatía plantar o fascits plantar se define como una degeneración del tejido de la planta del pie que suele dar lugar a una inflamación caracterizada dolor de la zona. 

Suele afectar a un 10% de la población y es común en corredores, siendo la causa principal un mecanismo directo de repetitivo: el choque repetitivo de la zona plantar ocasionando una irritación de la fascia plantar sobre el hueso calcáneo del pie.

Esta irritación puede ser producida en una o ambas plantas del pie y generalmente produce una inflamación, pudiendo llegar a una degeneración del tejido. Si ésta no se trata es probable que la inflamación sea recurrente, es decir, con el tiempo disminuya pero con un aumento de carga (como por ejemplo salir a hacer una ruta de senderismo) vuelva a aparecer. 

Algunos factores de riesgo son: el sobrepeso, el desgaste de los zapatos/zapatillas, lesiones previas del tendón de Aquiles o tríceps sural, aumento de actividad física, defectos de biomecánica…

Tratamiento de la fascitis plantar

Pero… ¿qué puedo hacer si me pasa esto? ¿El fisioterapeuta puede ayudarme? ¡Te lo contamos!

Desde la fisioterapia existen numerosas intervenciones para ayudar a mejorar los signos que puedes estar sintiendo relacionados con la fascitis plantar:

  • Utilización de radiofrecuencia en la zona plantar. Ayuda a producir una aceleración de la regeneración celular, eliminando más rápido células de deshecho (por ejemplo, las inflamatorias) y aumentando la producción de colágeno.
  • Neuromodulación percutánea. Ayuda a conseguir una disminución del dolor y a mejorar el aporte de nutrientes a la zona dañada para una recuperación más rápida.
  • Electrolisis percutánea intratisular (EPI). En las lesiones agudas ayuda a reducir la inflamación y en la lesiones degenerativas ayuda a aumentarla para poder tratar la lesión desde cero.
  • Terapia manual. Técnicas de movilización de las articulaciones del pie, masoterapia o estiramientos de las zonas musculares relacionadas, puede ayudar a mejorar el dolor.
  • Ejercicio y movilidad activa. Aumentar la fuerza de la musculatura intrínseca del pie y estructuras subyacentes, así como mejorar la movilidad de flexo-extensión de tobillo y rotación interna y externa de cadera son factores importantes para evitar continuar en el ciclo vicioso de la lesión. 
  • Progresión de cargas. Para la vuelta a la vida diaria y a la actividad deportiva, será esencial para evitar recaidas.

Si sufres este tipo de sensaciones y dolor, acude a tu fisioterapeuta para que pueda realizarte una buena valoración y guiarte en el proceso de recuperación. En Healthy Room somos fisioterapeutas especialistas en Alicante. Te esperamos.

Entradas relacionadas

Arancha Monllor

Fisioterapia uroginecológica

Los escapes de orina tras el embarazo o llegada a cierta edad suelen estar normalizados. Sin embargo, pese a que es algo común debido a

Begoña Quereda

Lesiones típicas en el deporte

La lesión en el deporte es algo más habitual de lo que pensamos. No solo en grandes atletas que entrenan horas y horas, cualquier deportista

Begoña Quereda

Tratamiento quiste de Baker

¿Qué es el quiste de Baker? El quiste de Baker o quiste poplíteo es una lesión frecuente de rodilla en la que un quiste lleno

Begoña Quereda

¿Qué es la condropatía rotuliana?

La condropatía rotuliana es la lesión o alteración del cartílago articular de la rótula y se manifiesta sobre todo con dolor en la parte anterior

Arancha Monllor

Técnicas invasivas en fisioterapia

La fisioterapia invasiva se entiende como el conjunto de técnicas fisioterápicas que incluye la aplicación de una aguja a nivel percutáneo mediante efectos mecánicos, eléctricos